Las Cuatro Estaciones (Parte 1)

El post de hoy es una recomendación musical. Se trata de una interpretación en Metal Sinfónico de LAS CUATRO ESTACIONES.

No recuerdo cuándo fue la primera vez que escuché un fragmento de esta obra tan conocida de Antonio Vivaldi, pero la primera vez que realmente me interesé en ella fue cuando estaba en la Preparatoria; uno de esos profesores que, además de ser muy estrictos, buscaban inspirar realmente a sus alumnos, había llevado una grabadora a la clase y nos preguntó si alguna vez habíamos escuchado detenidamente alguna pieza de música clásica.

Yo había descubierto mi gusto por la música apenas unos años antes y aunque tocaba la guitarra en una banda que había formado con unos amigos, no sentía mucho interés por la música clásica.

Nuestro profesor nos pidió guardar todas nuestras cosas, cerrar los ojos y escuchar con atención. En la grabadora portátil empezó a sonar La Primavera y también escuchamos un fragmento del Verano, mientras el profesor describía lo que cada parte de la melodia representaba. Escuchar a Vivaldi de esa manera fue realmente interesante, y unos días después, pude conseguir un disco que contenía Las Cuatro Estaciones, y aprovechando mi repentino interés por los clásicos, elegí el Réquiem de Mozart; después de la escuela, escuchaba ambos discos, junto con los de las bandas de rock que por aquel entonces me gustaban.

Aquel profesor me inspiró de varias maneras, y aunque pensaba visitarlo con unos amigos, unos meses después de terminar la Preparatoria, nunca le pude agradecer, pues falleció en un accidente de autos, una mañana, mientras se dirigía a dar clases. Cuando escuché este disco por primera vez, me acordé de él.

Pero dejemos las anécdotas a un lado y pasemos a lo importante…

Por si les interesa, les dejo el link a Spotify, para que puedan escuchar el disco completo.

***************************************

Escape from Hell.

Una puerta se abre, con un crujido antiguo y ominoso. Empieza a sonar la primera canción. Con un sonido fuerte, agresivo, casi desesperado; un prólogo donde se nos advierte que la vida es una niebla en el aire, solo un vapor, y que el tiempo, como una sombra, se desvanece con el crepúsculo. Pero no todo es desolación y desesperanza, pues en estos mismos versos se nos invita a levantarnos y conquistar nuestro propio destino, la rueda ha empezado a girar para nosotros y sólo nosotros podemos darle sentido al cambio de las estaciones y lograr escapar del infierno.

The Illusion of Eternity.

Pasamos a la siguiente canción, que empieza con una melodia inconfundible: ¡ha llegado LA PRIMAVERA!. La vida se hace presente, tan luminosa y llena de esperanza.

Alguien observa el mundo a través de la ventana, y canta con una felicidad contagiosa, una nueva vida florece y hay que festejar. Y aunque sabe que en el mundo también habrá llanto, muerte y confusión, ya habrá otro día para pensar en ello. Ahora debemos cantar, y bailar, pues este es el momento que la vida nos da para celebrar la ilusión de la eternidad. Que la alegría no se vea opacada por nosotros mismos; estamos llorando y muriendo, pero eso es cosa para otro día.

Vita.

Una música suave da inicio a Vita, la tercer canción del álbum. La melodia lenta invita a la reflexión, después de la felicidad que desbordaba la primera canción, ahora todo es tranquilidad, serenidad, una pequeña pausa antes de que un sonido fuerte y pesado nos muestre al nuevo ser que se ha formado. Sus pulmones se llenan de aire y sus ojos se abren… El misterio de la vida haciéndose presente. Aprenderá del miedo, del amor y de la humanidad, el futuro está ante él y el mundo es suyo, es un buen momento para ser libre. Al final, la música se apaga y una voz solitaria canta: Los átomos toman forma, infinitamente, y todas las cosas nacen de la voluntad de vivir.

Euphoria.

Euphoria empieza como un canto a la inocencia. A sus doce años, una niña canta sobre lo maravilloso que es vivir. La euforia es tan fácil de encontrar a esa edad y ella quiere que todos compartan la emoción que ella siente ante la vida. Pero la alegría se mezcla con la confusión, al pasar a la edad de trece años, todo empieza a cambiar; hay dudas, crisis de identidad, y otras cosas que le dicen que una nueva etapa empieza.

No quiere ser juzgada, quiere que la acepten, pues ella es única, solo necesita un poco de tiempo. Es solo una etapa de transición hacia algo mejor, y desde su crisálida canta, resignada pero afrontando el cambio. La música empieza a sonar con un ritmo acelerado, y como si la primavera se negara a marcharse, la música continúa sin ninguna voz que la acompañe, repitiéndose, mezclando solos de guitarra que marcan el final de la primera estación.

Y de la Primavera pasamos al Verano…

Sun of God.

Un piano suena, tranquilo e impasible, como una sombra que se alarga bajo el sol del verano, hasta que la música irrumpe con un estruendo violento, y una voz se impone en medio del caos.

Un ser de cuerpo y mente perfectos se arrastra fuera del barro, rechazando ser un despojo del azar, afirma haber sido creado con un propósito: gobernar al mundo y conquistar al débil. Y con una frase refleja la arrogancia de su personalidad: Levántate, Apolo, y gobierna al mundo.

El sol de dios calienta al mundo y el hijo del hombre ocupa ese mundo… El futuro es tan brillante cuando tienes 21.

Immortal Soul.

La arrogancia se desvanece y da paso a una melodia más tranquila; diez años han pasado, la necesidad de estabilidad y seguridad dan paso a la madurez. Ya no se es el centro de todo, ahora hay que cuidar y proteger a un niño…

Su supervivencia está en sus manos, y él se maravilla ante el milagro de una nueva vida. La mano del niño tomó su dedo, su sonrisa llena de amor, y sus ojos penetraron su corazón. Libre de todo egoísmo, encuentra un propósito en el niño que ha nacido y que ha cambiado su vida.

Thunderstorm.

Y el verano llega a su final, con una tormenta eléctrica de sonidos. Una melodia que cuenta con unos cuantos versos que se pierden en la tormenta, y que a la vez parecen luchar contra la tempestad y proclaman: mi alma se eleva libremente, en control, como en un brillo infinito, fuerte como el acero

***************************************

Y así termina la primera parte del disco, la Primavera y el Verano. La próxima semana escribiré sobre el Otoño y el Invierno. Creo que volveré a escuchar nuevamente este disco. Por el momento, eso es todo.

Nos leemos en el siguiente post, damas y caballeros.

Anuncios

Miércoles

Son las 2:15 de la mañana del miércoles y yo sigo despierto, hace dos horas y media estaba leyendo, acostado en la cama, y los ojos se me cerraban por el cansancio. Ella estaba frente a la computadora, terminando unos trabajos de la escuela, así que me levanté y fui a preparar mis cosas para mañana, antes de que el sueño me venciera y ya no tuviera ganas de hacer nada más.

Volví y ella seguía concentrada en terminar sus tareas,  me acosté y, en vista de que no podía seguir leyendo, me puse a ver unos videos en YouTube. 

Dos horas después, me encuentro escribiendo esto en WordPress. Tal vez si me pongo a leer de nuevo… 

En fin. 

Hoy es miércoles (Wednesday… como aquel personaje del libro de Gaiman del cual les hablaré en el siguiente post, hoy no), como les decía, son las dos de la mañana, y mientras espero a que me vuelva a dar sueño, he decidido venir a compartir con ustedes una pequeña parte de la música que me acompaña todos los días, ya canciones tan distintas entre sí pero que me ponen de muy buen humor cada vez que las escucho. 

La primera es una canción de Gogol Bordello, una banda de gypsy punk, a quienes escuché por primera vez hace algunos años, y cuyo estilo tan peculiar me enganchó casi al instante.

Hace unos días, mientras descargaba música nueva desde Spotify me acordé esta banda, y de entre todos los discos que descargué, ésta fue una de las canciones que más me gustaron. 


¿Alguna vez escucharon la canción de What does the fox say? Yo la escuché hace tiempo, y me pareció tan tonta, y a la vez tan genial, que se volvió una de mis favoritas… no se porqué nunca la descargué para traerla en mi iPod. Como sea, hace unos días, mientras revisaba las recomendaciones de YouTube me topé con una canción titulada Mr Tooth de un artista llamado Ylvis  y me fascinó. Busqué más canciones del mismo artista y fue hasta ese momento que descubrí que era el mismo tipo que cantaba la canción del zorro, así que fui a Spotify para descargar algunas de sus canciones y poder escucharlas después; lamentablemente la canción de Mr Tooth no está en Spotify, pero aquí se la dejo para que la escuchen y disfruten del video. 


Y para finalizar, la dejo un video de Carlos Sadness, un artista español. Su música me gustó bastante desde que descubrí por pura casualidad el disco Ciencias Celestes. No sabía cuál video compartir, ya que son varias las canciones de Carlos Sadness que me ponen de buenas, así que simplemente elegí una al azar: Miss Honolulu. 


Como dije al principio, el estilo de estos artistas es tan distinto, pero lo que tienen en común es que siempre que los escucho me alegran el día, y con sus ritmos rápidos, melodías alegres, y coros simples pero pegajosos hacen que estas canciones (y otras, de los mismos artistas) estén en mis listas de reproducción de casi todos los días. 

Y llegamos al final del post. 

Acabo de notar que ya son las 2:40 y mañana debo levantarme temprano para ir a trabajar. Así que terminamos por hoy, nos leemos en el siguiente post para hablar de ese libro de Neil Gaiman que mencioné antes. Hasta entonces, damas y caballeros. Peace & Love.