Por fin… Un (no tan) merecido descanso.

Me alegra que mi jefe se haya apiadado de nosotros y dejara de lado esa absurda idea de hacernos trabajar el 16 de Septiembre.

Siendo las 2:15 de la mañana, aún se puede escuchar la música en algunos lugares cercanos; a mi no me gusta mucho celebrar este tipo de fiestas, en la medida de lo posible, casi siempre intento evitar cualquier celebración que implique socializar con un grupo considerable de personas; en su lugar, he preferido quedarme en casa, a cenar con mi novia, vimos algunos capítulos de una serie de tv, y en cuanto ella se quedó dormida, me puse a leer un rato.

Todo está muy bien, dijo Neruda. Sin duda.

Anuncios

Ahora que no estás…

El domingo pasado se celebró el día del padre. Mi novia y yo fuimos a casa de su padre; mi madre, junto con mi tía, pasaron el día con mi abuelo, que a su avanzada edad aun parece tener una gran vitalidad, no así su esposa (tercera esposa), que se veía bastante cansada en las fotos que mi hermana me envío por facebook.

Yo siempre he visto esta fecha con cierta indiferencia. Con mi familia (mi padre y mi madre) casi nunca celebré fechas especiales con demasiado entusiasmo, a excepción de algunos cumpleaños, fiestas de fin de año y eventos escolares. Sin embargo, con tantos anuncios sobre el Día del Padre fue inevitable ponerme a pensar en él y recordar tantas cosas.

siestakeysundayfathersday

Él era un hombre serio y callado (varias personas me han dicho que en eso me parezco mucho a él). A pesar de haber sido un niño muy inteligente, no tuvo los recursos para seguir sus estudios y solo alcanzó a terminar la primaria. Aun así, se sentaba conmigo a darme clases de español y matemáticas, y gracias a él logré aprender a leer a los 4 años y antes de entrar a la primaria yo ya sabía sumar y restar con mucha facilidad.

En sus últimos años yo lo ayudaba a acostarse y levantarse de la cama; mi madre nos observaba y me decía lo orgullosa que se sentía de que yo cuidara tan bien de él, y después se ponía a recordar aquellas noches en las que, siendo yo un bebé, mi padre me tomaba en brazos y me sacaba el patio, hasta que yo me cansaba y me quedaba dormido, él podía pasar horas así, decía mi madre, y cuando le pedía que ya se metiera a la casa, él fingía no escuchar y seguía meciéndome en sus brazos; así como él te cuidaba, ahora tú cuidas de él, decía. De esas noches me queda un vago recuerdo de un cielo estrellado y un sentimiento de tranquilidad y seguridad que resulta bastante confortante.

Confieso que durante mi adolescencia lo llegué a odiar, nunca discutimos, pero con nuestra forma de ser, el silencio bastaba para aumentar la tensión entre ambos y demostrar lo disgustados que estábamos uno con el otro. Solo fue una etapa. Cuando mi padre enfermó y quedó desempleado, empezamos a convivir más y descubrí lo parecidos que éramos. Aun recuerdo el día en que le confesé que me había dado por vencido y que ya no seguiría estudiando la ingeniería; esperaba que él me regañara o que al menos me dijera que estaba decepcionado de mí, pero no fue así, se sentó conmigo y me dijo que, después de todo, tal vez eso no era lo mío, y que no importaba lo que eligiera, él me apoyaría en todo.

La noche que él murió, yo fui el primero que lo vio así, sin vida. Lo abracé y le di las gracias por todo lo que había hecho por mí. Aquella noche, cuando mi madre y mis hermanos llegaron a casa, yo salí al patio y lloré a solas. Mi padre era la única persona que parecía entenderme, y con su muerte, el mundo empezaba a parecerme un lugar más solitario.

Después de eso, mi vida cambió. Empecé a salir con alguien. Me fui de casa y viví solo, en la Cd de México. Ingresé a la universidad. Mi ideología y mis creencias cambiaron… y hubo varios momentos en los que me habría gustado que él siguiera con vida, para contarle todo lo que estaba haciendo, para pedirle algún consejo, o simplemente para platicar con él de cualquier cosa.

Y un día, dos años después de su muerte, soñé con él; fue un sueño muy extraño, yo estaba consciente de que estaba soñando, pero él (o la representación onírica de él) parecía no entender porqué me sorprendía tanto verlo ahí, después de tanto tiempo. Le dije que no me hiciera caso, que simplemente estaba feliz de verlo de nuevo, y lo abracé, sabiendo que pronto despertaría, él puso su mano sobre mi cabeza y sonrió. Fue solo un momento, y cuando desperté, yo estaba llorando, pero me sentía feliz.

Ya no me siento solo, conocí a una linda chica de la cual me enamoré, y ahora vivimos juntos. Tal vez él ya no está, pero me siento feliz por haber tenido un padre como él, que estuvo conmigo el tiempo necesario, que me enseñó tantas cosas, y que me ayudó a convertirme en el hombre que soy ahora.

Miércoles

Son las 2:15 de la mañana del miércoles y yo sigo despierto, hace dos horas y media estaba leyendo, acostado en la cama, y los ojos se me cerraban por el cansancio. Ella estaba frente a la computadora, terminando unos trabajos de la escuela, así que me levanté y fui a preparar mis cosas para mañana, antes de que el sueño me venciera y ya no tuviera ganas de hacer nada más.

Volví y ella seguía concentrada en terminar sus tareas,  me acosté y, en vista de que no podía seguir leyendo, me puse a ver unos videos en YouTube. 

Dos horas después, me encuentro escribiendo esto en WordPress. Tal vez si me pongo a leer de nuevo… 

En fin. 

Hoy es miércoles (Wednesday… como aquel personaje del libro de Gaiman del cual les hablaré en el siguiente post, hoy no), como les decía, son las dos de la mañana, y mientras espero a que me vuelva a dar sueño, he decidido venir a compartir con ustedes una pequeña parte de la música que me acompaña todos los días, ya canciones tan distintas entre sí pero que me ponen de muy buen humor cada vez que las escucho. 

La primera es una canción de Gogol Bordello, una banda de gypsy punk, a quienes escuché por primera vez hace algunos años, y cuyo estilo tan peculiar me enganchó casi al instante.

Hace unos días, mientras descargaba música nueva desde Spotify me acordé esta banda, y de entre todos los discos que descargué, ésta fue una de las canciones que más me gustaron. 


¿Alguna vez escucharon la canción de What does the fox say? Yo la escuché hace tiempo, y me pareció tan tonta, y a la vez tan genial, que se volvió una de mis favoritas… no se porqué nunca la descargué para traerla en mi iPod. Como sea, hace unos días, mientras revisaba las recomendaciones de YouTube me topé con una canción titulada Mr Tooth de un artista llamado Ylvis  y me fascinó. Busqué más canciones del mismo artista y fue hasta ese momento que descubrí que era el mismo tipo que cantaba la canción del zorro, así que fui a Spotify para descargar algunas de sus canciones y poder escucharlas después; lamentablemente la canción de Mr Tooth no está en Spotify, pero aquí se la dejo para que la escuchen y disfruten del video. 


Y para finalizar, la dejo un video de Carlos Sadness, un artista español. Su música me gustó bastante desde que descubrí por pura casualidad el disco Ciencias Celestes. No sabía cuál video compartir, ya que son varias las canciones de Carlos Sadness que me ponen de buenas, así que simplemente elegí una al azar: Miss Honolulu. 


Como dije al principio, el estilo de estos artistas es tan distinto, pero lo que tienen en común es que siempre que los escucho me alegran el día, y con sus ritmos rápidos, melodías alegres, y coros simples pero pegajosos hacen que estas canciones (y otras, de los mismos artistas) estén en mis listas de reproducción de casi todos los días. 

Y llegamos al final del post. 

Acabo de notar que ya son las 2:40 y mañana debo levantarme temprano para ir a trabajar. Así que terminamos por hoy, nos leemos en el siguiente post para hablar de ese libro de Neil Gaiman que mencioné antes. Hasta entonces, damas y caballeros. Peace & Love. 

El cuestionario Proust…

 

Saludos, damas y caballeros.

Por fin tenemos computadora e internet en casa.

Ya teníamos una laptop, y con mi plan de datos podía navegar desde el celular hasta el cansancio, pero… bueno… ya saben, no es lo mismo.

Extrañaba poder sentarme frente al escritorio, ante la luz inquisidora de la pantalla, y escribir… como solía hacerlo hace tanto tiempo.

Así que… supongo que el blog ya no estará tan abandonado. Y también podré retomar algunos viejos proyectos e iniciar otros nuevos que tengo en mente desde hace un buen rato.

Ya habrá tiempo para todo eso. Un paso a la vez, dice el Mago.

writer-at-work

En fin…

Revisando los viejos archivos del blog me topé con algunas publicaciones como ésta, de hace poco más de un año, y me sorprende ver cómo ha cambiado mi vida en este tiempo. Todo ese hastío acumulado que me hacía sentir que estaba llegando a un callejón sin salida ahora solo es un viejo recuerdo que poco a poco se desvanece.

Junto a esas publicaciones, también encontré borradores que nunca llegué a publicar, uno de ellos contenía el famoso Cuestionario Proust (para quien no sepa de qué se trata, puede googlearlo… o simplemente dar click aquí); así que decidí actualizarlo y publicarlo hoy, mientras termino de editar los demás posts que pronto publicaré también por aquí.

 

Comencemos con el interrogatorio…

1. ¿Principal rasgo de su carácter?

Introvertido.

2.  ¿Qué cualidad aprecia más en un hombre?

La lealtad.

3.  ¿Y en una mujer?

La inteligencia.

4. ¿Qué espera de sus amigos?

Simplemente poder contar con ellos cuando los necesite.

5.  ¿Su principal defecto?

Mi impuntualidad, o tal vez mi misantropía.

6. ¿Su ocupación favorita?

Leer, definitivamente leer (Cuentos, novelas, cómics, lo que sea).

7. ¿Su ideal de felicidad?

Los días libres en los que no tengo ningún compromiso y simplemente puedo disfrutar del día haciendo cualquier cosa (o ninguna).

8. ¿Cuál sería su mayor desgracia?

Darme cuenta que he llegado al límite de todo lo que puedo hacer y que de ahí en adelante, todo se vuelva monótono y rutinario… afortunadamente, aun hay muchas cosas por hacer.

9.  ¿Qué le gustaría ser?

La mejor versión de mí mismo.

10.¿En qué país desearía vivir?

Tal vez suene un poco cliché, pero… yo diría que Francia… aunque también me gustaría visitar España, o Argentina, .

11.  ¿Su color favorito?

Negro.

12. ¿La flor que más le gusta?

No se… ¿Tulipanes?

13. ¿El pájaro que prefiere?

El colibrí.

14. ¿Sus autores favoritos en prosa?

Julio Cortázar, Terry Pratchett, Haruki Murakami, Neil Gaiman, Isaac Asimov, John Kennedy Toole, Jack Kerouac…

15.  ¿Sus poetas?

Charles Baudelaire, Alejandra Pizarnik, Pablo Neruda, Juan Gelman…

16. ¿Un héroe de ficción?

John Constantine.

17.  ¿Una heroína?

Silhouette (Watchmen).

18. ¿Su compositor favorito?

Uhmmm… no se… Paganini, Dylan, Morrison, Lennon, Saul Hernandez…

19. ¿Su pintor preferido?

Van Gogh, el Bosco, Dalí, Remedios Varo…

20. ¿Su héroe de la vida real?

Mi padre.

21. ¿Su nombre favorito?

Luis.

22. ¿Qué hábito ajeno no soporta?

Los chismes.

23. ¿Qué es lo que más detesta?

A la gente que habla mal de otros solo para sentirse mejores.

24. ¿Una figura histórica que le ponga mal cuerpo?

Veo a la historia de un modo muy objetivo, incluso los personajes más crueles o sádicos me son indiferentes (algunos hasta me parecen interesantes)

25. ¿Un hecho de armas que admire?

Las cruzadas.

26. ¿Qué don de la naturaleza desearía poseer?

Volar, tal vez.

27. ¿Cómo le gustaría morir?

De manera tranquila, rodeado de personas que me quieran y con la satisfacción de haber logrado todo lo que me propuse en vida.

28. ¿Cuál es el estado más típico de su ánimo?

Apacible, con cierta inclinación hacia la melancolía.

29. ¿Qué defectos le inspiran más indulgencia?

La ignorancia.

30. ¿Tiene un lema?

El del Mago solía ser Peace&Love… personalmente no tengo uno en especial.

 

Y eso fue todo. Supongo que el próximo año volveré a responder las preguntas y compararé mis respuestas; ustedes también pueden hacerlo, si gustan.

Nos leemos en el siguiente post, damas y caballeros.

Peace&Love…

La inconstancia de la escritura…

Hace algunas semanas tenía el Proyecto33, un espacio en donde publicaría un cuento nuevo cada semana hasta completar 33 relatos breves; supongo que desde el principio fallé, pues el primer cuento se publicó con un par de días de retraso, el segundo también se retrasó un poco y así sucesivamente. Cuando ya se había publicado el primer cuento, Alejandra Sosa se unió al proyecto, pero con una propuesta poética, sin embargo, por cuestiones personales decidió retirarse. Yo seguí publicando un par de semanas más, pero al final desistí, y aunque el blog sigue ahí, aun no decido qué hacer con él (probablemente continúe publicando más adelante).

typewrite

Por suerte aun tengo este blog, en donde puedo escribir lo que yo quiera… lamentablemente, cuando me siento frente a la computadora para crear un nuevo post se me olvida lo que quiero escribir.

Así que hoy decidí tomar eso y escribir que últimamente me cuesta mucho escribir. Y es que tengo tanto que leer, tantas tareas que entregar, tantas otras cosas que hacer, y cientos de pensamientos que ocupan mi mente, que la escritura simplemente ha pasado a un segundo (o tercer) plano.

—Pero el tiempo que pasas en las redes sociales lo podrías ocupar para escribir algo decente y así tener bien actualizado tu blog.

Ehmmm… pues sí. Ese es otro punto. Es más fácil que alguien le de like o comente con un simple “jajaja” en una publicación de facebook, a que alguien se tome la molestia de comentar una publicación en un blog. Muchos de los bloggers (y ex-bloggers) con los que he hablado están de acuerdo en esto y aceptan que eso influye mucho para provocar que alguien prefiera publicar solamente en esas otras redes sociales.

De cualquier manera, uno siempre encuentra la manera de regresar, ya sea para escribir algo importante o simplemente para explicar que no hay nada sobre lo cual escribir, y aun en ese caso uno puede terminar escribiendo algo (¿cuántos párrafos llevamos?).

Pero así es esto de escribir, hay quienes deciden programarse y escribir algo cada cierto tiempo de manera sistemática y otros que simplemente escriben cuando se les da la gana. A mi me funcionan ambas, excepto cuando no me funcionan ninguna.

Pero prometo escribir más. Escribir bien (o tal vez no). Bueno, al menos prometo escribir, y quién sabe, tal vez algo bueno salga de todo lo que escriba, y si no es así, nadie me quita lo bailado… aunque realmente yo no bailo (pero me gustaría aprender).

Leer, eso si me gusta. Libros, cómics, blogs, de todo un poco. Pero en este momento, ustedes son los lectores y yo el que escribe (nótese cómo se evade el uso de la palabra “escritor”). Aunque realmente, cuando ustedes lean esto y sean los lectores, yo seré el que está durmiendo, o el que está desayunando, o el que está corriendo a su trabajo porque se le hizo tarde… o tal vez sí esté escribiendo, uno nunca sabe.

Por el momento, eso es todo. Nos leeremos en otra ocasión, damas y caballeros.

bookpages

Peace&Love

Recapitulemos…

Buenos días (o tardes, o noches), damas y caballeros. Estamos de regreso.

starlord1

Después de unas pequeñas micro-vacaciones, he regresado con la intención de levantar nuevamente (¿nuevamente?) este blog y actualizarlo con mayor frecuencia (rayos, empiezo a sonar como en el blog anterior), así que nos pondremos al día con lo que ha sucedido de este lado del monitor hasta ahora, cosas que seguramente a ninguno de ustedes les interesan, pero al menos a mí me sirven para llenar de palabras una nueva entrada y fingir que soy un blogger activo.

Un blogger activo… qué mal que de todos los blogs que antes formaban parte de mi lista de visitas diarias obligadas ya muy pocos se actualicen y la mayoría solo sean el recuerdo de lo que alguna vez fue un espacio creativo e interesante. Claro, uno también forma parte del problema, pues a diferencia de aquellos días en los que el tiempo sobraba para hacer muchas cosas (entre ellas, leer y dejar comentarios en esos blogs), actualmente, con el trabajo, las responsabilidades y todo lo demás, apenas y alcanza el tiempo para desocuparse un rato y leer con calma algún blog sobreviviente. Aún así, espero poder hacerme un espacio entre el trabajo y mi vida diaria para venir a escribir y leer otros blogs también.

En fin… recapitulemos. Actualmente, mi vida está dividida en:

~El tiempo que paso con mi novia: después de dos años de noviazgo y un poco más de conocerla (por cierto, ella también era blogger), me hace muy feliz poder estar con alguien con quien comparto muchas cosas y que ha sabido aguantarme bastante bien durante mis malos ratos. Ya sea para salir a comer, ir al cine o simplemente quedarnos en su casa a ver alguna película, siempre es agradable pasar mi tiempo con ella (incluso durante aquellas pequeñas discusiones que son inevitables en toda relación).

~El tiempo que le dedico a la lectura: ya sea un libro o algún cómic, nunca puedo dejar de leer, y no es por sonar pretencioso; de hecho, si hablo de algún libro no es para presumir que leo sino más bien para recomendarlo. Hace un par de días terminé de leer 20 días en el mundo de los muertos, de Jorge Adoum, y actualmente estoy leyendo El complot mongol y Breve historia del tiempo. Dentro de los cómics, leo Amazing Spider-Man (hace unas semanas terminó el evento Spider-verse, del cual ya hablaremos aquí), Hellblazer, American Vampire, Guardians of the Galaxy, Sandman, y Secret Wars (ese terrible evento que unificará los distintos universos Marvel en uno solo, alterando toda la continuidad de las historias… cómo odio eso; aun así, estoy leyendo ese “evento Marvel” también).

stanleesimpson

~El tiempo que le dedico a la música: Definitivamente, la música siempre será parte importante de mi vida, así sea escuchando música en mi iPod cuando voy de donde estoy viviendo actualmente al trabajo (y de regreso) o en mi cuarto, o practicando las canciones de la banda en la que estoy… no, no se emocionen, es un proyecto que apenas empieza, aunque espero que logremos hacer algo interesante.

~El tiempo que le dedico al dibujo: no soy un gran dibujante, lo reconozco, y aunque apenas estoy aprendiendo por mi propia cuenta algunas cosas, me gusta dibujar de vez en cuando para relajarme… aunque eso no ayuda mucho cuando lo hago de noche y termino desvelándome por querer terminar algún dibujo.

MAGIK1

~El tiempo que paso escribiendo: si, aunque no lo crean, aun escribo. Principalmente para el Proyecto 33, que se basa en la idea de que se puede escribir un cuento por semana, empecé hace algunas semanas, y aunque me retrasé un poco con la publicación de los cuentos (se supone que esta es la semana 8), no quitamos el dedo del renglón. Al principio el Proyecto 33 también incluía una parte poética (con la colaboración de Alejandra Sosa), pero hace unos días ella me dijo que estaba trabajando en un poemario que contenía algunos poemas que publicamos en el blog, y ya que lo iba a mandar a un concurso de poesía decidimos quitar los poemas del Proyecto 33 para evitar problemas. Aunque también escribo (o al menos espero empezar a hacerlo más seguido) en este blog, y en un diario personal que tengo en casa (algo que se supone que nadie leerá hasta el día en que yo abandone este plano existencial).

Treintaytres

~Y, claro, el tiempo que dedico al trabajo: porque como todo hombre independiente que vive solo, necesito tener una fuente de ingresos para no morirme de hambre. Al principio, y considerando que el tipo que me había ofrecido trabajo antes de venirme al DF desapareció, decidí que trabajaría en lo primero que encontrara, y para bien o para mal, lo primero que encontré estaba a dos cuadras de donde vivía, una Bodega Aurrera Express, que si bien no era precisamente lo que buscaba me ayudó a pagar la renta, comer y salir adelante. Después conseguí trabajo en una oficina (donde estoy actualmente), cuando un amigo de mi novia me avisó que él dejaría de laborar aquí, dejando el puesto disponible. No me puedo quejar, la contabilidad no es lo mío, pero tampoco es demasiado complicado. Además, tengo los fines de semana libres, mientras que en la tienda mi día de descanso variaba de una semana a otra, y casi siempre me quedaba con la sensación de que ese día no me alcanzaba para hacer muchas cosas. Y como ya habrán sospechado, desde la oficina puedo conectarme a internet por ratos. Definitivamente no me puedo quejar.

10949699_840158266051568_5850130684215841770_n

Así que, por el momento, creo que eso es todo. Ya nos pusimos al corriente, desempolvamos un poco este blog y tenemos los sistemas funcionando correctamente. Esperen el próximo post, próximamente, y no olviden visitar el blog del PROYECTO 33, comenten los cuentos que publique y, si quieren, pueden compartir también para que otras personas los lean.

Nos leemos en el futuro, damas y caballeros… Peace&Love

Reportando desde la oficina…

Llego apenas a tiempo a la oficina y me tranquilizo al ver que no soy el único que viene llegando tarde. Me siento en mi escritorio y enciendo la computadora, guardo mis audifonos y mi iPod en l cajón y pongo mi mochila a un lado. Es hora de empezar a trabajar.

sith lord

Recuerdo los primeros días que pasé en esta ciudad, cuando salía a buscar trabajo y regresaba sin haber encontrado nada. Antes de venirme me había puesto en contacto con alguien que me ofrecía trabajo, lo cual me hacía sentir un poco confiado respecto a mi futuro económico y laboral en esta ciudad (al menos mientras encontraba algún trabajo mejor), pero apenas llegué aquí esa persona dejó de responder mis mensajes y tuve que salir a buscar trabajo… por suerte, consideré que pudiera pasar algo así y traje dinero extra por si hacía falta. Lo malo fue que, tres semanas después, el dinero ya se me estaba acabando y yo no encontraba trabajo.

Pequeña pausa en la que el narrador (o sea, yo) se pone como loco yendo de una página a otra, dando click, regresando, volviendo a dar click, etc… por un asunto relacionado con su examen de admisión a la universidad y por el cual siente la necesidad de comparar todos esos tramites, registros, descarga de fichas, revisión de fechas, etc, con un laberinto, que a su vez lo lleva a recordar a Borges con el cuento La Casa de Asterión y a Cortázar con el libro Los Reyes, que nada tienen que ver con lo que se estaba comentando anteriormente, pero que quedan como temas pendientes para futuras publicaciones de este blog. Después de tomo, ¿no es la mente un complejo laberinto de ideas que se conectan con otras?

Como les iba diciendo, el dinero se me estaba acabando y yo seguía sin encontrar trabajo. La solución más simple era regresar a casa y probar suerte después, aceptando que fui impulsivo y que no sabía lo que estaba haciendo, pero mi orgullo me forzó a tomar una postura firme (probablemente más por necedad que por verdadera convicción) y decir que yo no regresaría a la que antes fue mi casa, y que si el destino me devolvía a ese lugar sería por un camino distinto y después de haber vivido varias cosas más, y no simplemente en una senda de regreso.

Por aquellos días salí a caminar sin rumbo fijo y justo a dos cuadras de donde vivía encontré un cartel afuera de un pequeño supermercado que solicitaba personal, hable con la jefa a cargo y a los dos días llevé todos mis documentos y mi solicitud de empleo. No era un trabajo de oficina ni se relacionaba con alguna de mis aficiones, pero ganaría lo suficiente para pagar la renta, comprar comida y salir a algún lugar de vez en cuando.

Después de hacer la entrevista de trabajo y realizar los tests psicológicos de rutina (de los cuales probablemente hable un día de estos), la chica de recursos humanos me aseguró que el trabajo ya era mío y que nos estaríamos viendo seguido, pero dos días después del día en que se supone que me llamarían, yo seguía esperando, al cuarto día me resigné y salí a buscar trabajo otra vez. Lo único que encontré fue un puesto disponible en un call center, pero justo en mi primer día de capacitación me llamaron de la tienda para avisarme que si podía presentarme ese día para firmar mi contrato y todo lo demás.

Trabajé varios meses, hasta las primeras semanas de este año, cuando un amigo de mi novia me habló acerca de una vacante en el lugar en donde él estaba trabajando. La vacante sería en el puesto que él ocupaba, ya que él estaba por salir.

Y, bueno, heme aquí, escribiendo desde el trabajo. He estado escribiendo algunos posts, pero hoy tuve ganas de publicar un poco sobre otras cosas, para relajarme un poco. Supongo que antes de que termine la semana publicaré el siguiente, así que no se alejen demasiado 😛

Nos leemos en el futuro, damas y caballeros.

Peace&Love